fbpx
Seleccionar página

En los últimos partidos se ha generado bastante polémica entre los aficionados del FC Barcelona, algunos ven bien que se gane como se pueda ganar mientras otros preferirían ganar jugando bien y no se sienten satisfechos cuando el Barça gana con partidos malos, como ha pasado en varias ocasiones en la temporada.

Para los más resultadistas, lo importante es ganar partidos y títulos, que de eso se trata el futbol, de ganar.

Y el principal problema radica en la identidad del equipo, el Barcelona es un equipo que nos malacostumbró a siempre tener la posesión del balón, dar toques perfectos y matar los partidos desesperando al rival.

Cómo olvidar aquella imagen del Clásico en la que Cristiano se desespera frente a los interminables pases del equipo blaugrana.

Este estilo de juego nos tiene acostumbrados a grandes partidos con un dominio abrasador del partido, a ganar Champions o Ligas con un estilo marcado que enamora a la afición, y cuando el Barça deja de jugar así, a gran parte de la afición le parece que está viendo a otro equipo diferente al Barça, que se está traicionando el glorioso estilo.

En los últimos años, este mítico estilo de toque ha ido sufriendo algunas modificaciones, con el tridente Messi – Suárez – Neymar, el Barça comenzó a jugar un poco más a la contra, los toques exquisitos de balón seguían, pero ahora éramos más letales al momento de un contra golpe.

Además, el factor más importante de ese equipo pasaba por el medio campo, Andrés Iniesta y Xavi Hernández marcaban el tempo del partido, ahora ellos ya no están y exigirle al equipo que juegue como si ellos siguieran es algo injusto. Arthur tiene algunos detalles que recuerdan a Xavi, pero no hay que engañarnos, mediocampistas como ellos salen muy pocas veces en la historia.

Otro punto importante a agregar es el calendario, el equipo se encuentra con partidos cada 3 días y es muy difícil jugarlos todos a un nivel TOP. Simplemente hay que ver los duelos del Barça en Febrero y Marzo, en pocos días te enfrentas al Madrid 3 veces, al Valencia, al Sevilla y tienes también Champions League. Exigirle al equipo que juegue cada partido dando el todo y jugando su mejor futbol es algo imposible, ningún equipo puede hacer eso.

Sin embargo, los reclamos a Valverde siguen, que si se le ganó a la Real Sociedad por la mínima y jugando mal, que si el juego en Old Trafford fue malo o que si el Barça aburre en algunos partidos son algunas de las quejas que se han escuchado últimamente.

Pero no olvidemos que el equipo sigue vivo en Champions, está a nada de ganar LaLiga y le queda por jugar la final de la Copa del Rey, el triplete aún es posible, y si para conseguir ganarlo el equipo debe de bajar el ritmo en algunos partidos, que así sea.

Share This