fbpx
Seleccionar página

A escasas horas de afrontar un partido de máxima importancia y exigencia, con La Liga prácticamente en la bolsa, y ya en la final de la Copa del Rey, el equipo culé busca romper la “maldición” de los cuartos de final y dejar atrás los fantasmas del Atlético de Madrid, la Juventus, y la Roma.

El partido de la ida que se jugó en Old Trafford quedó lejos de ser el juego más vistoso de la temporada del equipo blaugrana, pero al final se logró el objetivo que era ganar y marcar fuera de casa.

Si bien el resultado puede ser engañoso teniendo en cuenta que el Barcelona ganó por la mínima, y que al equipo inglés le bastaría marcar un sólo gol para forzar el alargue; hay que irnos hasta la jornada 12 de La Liga jugada frente al Betis para encontrar la última derrota del Barcelona en el Camp Nou.


Es momento de dar un golpe de autoridad en Europa, teniendo en cuenta que el máximo rival, el Real Madrid, ya no aspira a ganar ninguna de las competiciones, y con los antecedentes de haber ganado Liga y Copa pero haber fracasado en Champions, deja al equipo en una fabulosa oportunidad de borrar el trago amargo que pasaron los aficionados culés en las últimas temporadas.

Jugadores como Coutinho, Dembélé y Arthur, son quienes deben dar un paso al frente en partidos como este, demostrar porqué fueron traídos al mejor equipo del mundo.

El Barcelona convocó a sus mejores hombres para este partido, la incógnita es si Valverde optará por el juego más colectivo de Coutinho, o el desborde y desequilibrio total del francés Dembelé.

Share This